PBX: (1) 381 9775 | Celular: 311 770 5857

Clínica de memoria

13. 01. 09

Proceso multidisciplinario de evaluación de la funcionalidad cerebral, cuyo objetivo es la diferenciación diagnóstica entre un proceso normal Vs. patológico. En el caso de identificarse un evento patológico, el examen permite establecer un perfil que describe la severidad del deterioro y las áreas conservadas para intervenir terapéuticamente y conservar funcionalidad.

Generalmente, se acude a este servicio cuando se perciben quejas recurrentes sobre fallos en una o algunas de las funciones cognitivas implicadas en actividades cotidianas; por ejemplo: olvidar donde dejamos objetos, si nos dieron o no alguna información, si tomamos el medicamento, qué nos acabaron de decir, estar más distraídos de lo habitual, no ser tan fluidos verbalmente, etc. Situaciones que afectan nuestro funcionamiento diario y pueden limitar nuestra independencia.

A quienes está dirigido:

  • A adultos con quejas subjetivas y/u objetivas sobre fallos en memoria, inatención u otra alteración en cualquier función cerebral (lenguaje, funcionamiento ejecutivo, habilidades viso-espaciales, praxias, gnosias, etc).
  • Adultos con antecedentes de traumatismo craneoencefálico o accidente cerebrovascular. En este caso este examen es fundamental para identificar secuelas y su severidad.

Descripción del proceso:

Se cuenta con la participación de profesionales expertos en el diagnóstico diferencial entre deterioro cognitivo y demencia. El esquema de valoración básico incluye la participación de 3 especialistas que evalúan en una jornada tanto las condiciones físicas, estado neurológico actual, funcionalidad cerebral y componentes neuropsiquiátricos y ambientales del paciente. Bajo consenso clínico se entrega informe que establece el diagnóstico diferencial y plan de manejo.